Saltar al contenido

Que plantar en Febrero. El Huerto en Febrero

Que plantar en Febrero. El Huerto en Febrero

En el mes de febrero nos mantenemos alerta para el cuidado de nuestro huerto, porque es en este mes donde vamos a continuar el trabajo que hicimos en el huerto en Enero, con el cuidado de las siembras que ya vienen andando y el cultivo de las nuevas plantas que queremos sembrar para aprovechar los meses de primavera.

Si hicimos un buen trabajo en enero, donde aún hay bajas temperaturas y cuidamos los semilleros del frío invernal, entonces podemos estar seguros que el éxito nos acompañará para lograr bellos cultivos no solamente en nuestro jardín, terraza o balcón sino también en el huerto porque ya podremos trasplantar aquellos cultivos que lleguen a esta fase del proceso.

Ten en cuenta que las condiciones climatológicas del mes de febrero serán muy diferentes de una regiones a otras, ya que no es igual la temperatura de febrero en Soria o Zaragoza a la de Granada o Málaga. Muchas de las acciones que aquí te decimos de realizar durante el mes de febrero, cuando estés en climas fríos tendrás que realizarlas mas adelante (marzo o abril).

Aquí puedes consultar el calendario del huerto anual y así poder planificar todas las tareas a realizar y la planificación de los cultivos.

🌿 Febrero mes de mucha actividad en el huerto

Tener un huerto es una gran responsabilidad.  Es una actividad seria que requiere de nosotros atención constante.  El alimento que recibimos del huerto nos proporciona doble satisfacción ya que está siendo cultivado por nosotros mismos.  Este mes es de mucho contraste prosigue el frío de enero con heladas nocturnas y algunas de ellas acompañadas de vientos y lluvias pero también nos ofrece días soleados y templados.

Siempre hay trabajo que hacer.  En este artículo, te ofrecemos una orientación sencilla para atender tu huerto en el mes de febrero:

🌿 ¿Qué hacer en el huerto en Febrero?

La primera acción es repasar la planificación que hicimos en enero para recordar cómo programamos la siembra.  Nos podemos ayudar con las notas que hemos hecho de toda la actividad hortelana.  Eso va a permitir aclarar las dudas que puedan aparecer para que obtengamos al final un buen desarrollo de los cultivos.

🌿 Preparación de los semilleros

Luego dar atención prioritaria a los semilleros que debemos plantar en el suelo. Recordemos que en el mes de enero se recomienda la siembra de hortalizas sensibles al frío, pero con la debida protección, para que en febrero ya se puedan trasplantar en el huerto, como es el caso del apio, calabacín, melón y pepino.  Para este tiempo, ya están dadas las condiciones para que estas hortalizas continúen su ciclo ya plantadas en el suelo directamente.

Aunado a estas hortalizas tenemos ya en marcha los semilleros de cebolla, endivia, lechuga y puerro que son resistentes al frío y se dan perfectamente para que se puedan trasladar al suelo.

Cada una de las plantas tiene características específicas para su cultivo con la idea de lograr un buen desarrollo. Nuestro huerto comienza a tener plantas una vez que trasladamos aquellas que tuvieron un buen desarrollo en los semilleros.

🌿 Transplante de los plantones

Como segunda actividad, están las plantas que sembramos como el tomate y el pimiento que aunque sabemos que necesitan calor para desarrollarse, se hizo la siembra también en el invernadero con su respectiva protección del frío, entonces si ya tienen 15 cms. aproximadamente de crecimiento están listas para su trasplante al suelo (en climas fríos te recomedamos hacerlo a partir de marzo – abril).

Hay hortalizas que se dan mejor recibiendo el sol directamente y otras en lugares donde haya algo de sombra, esto se combina con un excelente suelo rico en nutrientes ecológicos.  El tomate es una planta que puede ser cultivada en todo tipo de huerto. Al igual que el pimiento, se necesita un suelo conformado por compost o mantillo de hoja para que puedan conservar la humedad, rico en nutrientes y muy importante, evitar la aparición de malas hierbas.

🌿 Plantas a sembrar en Febrero

La tercera actividad sería sembrar plantas nuevas de frutas y hortalizas propias de este mes ya que los días se alargan y podemos contar con más horas de luz del sol, proporcionando un rápido crecimiento.  Por otra parte, puede ocurrir que en esta época todavía fría, se presente alguna helada tan inesperada que nos tome por sorpresa, por lo cual debemos tener precauciones.

Febrero es un mes donde vemos variedad en cuanto a la  nueva siembra, esto viene dado por aquellas plantas que se pueden cultivar al aire libre,  los nuevos semilleros y los semilleros que se guardan en el interior.

  • Siembra al aire libre: Rábano, ajo, remolacha
  • Siembra en semillero: Judías, lechugas, acelgas, rúcula
  • Siembra en semillero interior: Tomate, pimiento, berenjena, calabacín en caso de que no lo hayamos hecho en el mes de enero. A este semillero también se le llama calefactado. En febrero todavía hay bajas temperaturas.

El invernadero calefactado protege los semilleros

Si no logramos sembrar guisantes a final de año o en enero, entonces el mes de febrero es fantástico para hacerlo porque germinarán más fácilmente puesto que ya pasaron las noches más frías  de la temporada y se verán los resultados a finales de la primavera. Ahora, si sembraron guisantes  al final de año, los resultados se verán en este mes con la germinación de algunas plantas.  Es posible que no germinen todas, por eso habrá que obtener más semillas para reponer aquellas que no hayan germinado.

Este mes ofrece la oportunidad de sembrar hortalizas que verán su cosecha a finales de la primavera, así que es momento de trabajar en el huerto:

  • Judías Verdes
  • Apios
  • Puerros
  • Alcachofas
  • Brócoli
  • Cebolla de día largo
  • Calabacines
  • Girasoles
  • Calabazas
  • Fresas
  • Rabanitos
  • Zanahorias

🌿 Cuidados que requiere el huerto en febrero

Febrero es buen momento para ir preparando los bancales que están libres con ayuda de una motoazada. Aquí te recomendamos cuales son las mejores motoazadas para huerto.

Debido a las bajas temperaturas que todavía hay en febrero, es bueno seleccionar hortalizas ideales para esta época, evitando la preocupación que nos producen de las heladas. Estas hortalizas son resistentes y se puede obtener gran beneficio con su cultivo si se aprovechan estos días frescos.

Algunas de estas hortalizas que podemos cultivar en febrero son: Puerros, Ajos, Cebollas, Guisantes, Habas, Zanahorias, Lechugas de todo tipo, Rábanos.

Las temperaturas en febrero varían mucho, se debe planificar una estrategia efectiva para hacer frente a estos cambios.  La preparación de los invernaderos es indispensable para garantizar nuestros cultivos.  El acolchado natural, mantener las macetas en el interior, cubrir las macetas con plástico de burbujas o mantas térmicas son algunas alternativas para paliar el problema climático. Aquí puedes ver una selección de los mejores invernaderos para huerto.

El resguardo de los trasplantes de aquellas plantas que sembramos en enero es muy importante. Estos pequeños plantones son muy delicados y debemos asegurarnos de que el frío no les afecte y se pierda esa siembra. Para los semilleros de lechuga o cebolla que se van a trasplantar en tierra, es necesario tener la precaución de acolchar el terreno con compost lo más oscuro posible para mantener caliente el suelo.

En el caso de los tomates, por ser un cultivo delicado, es preferible trasplantarlos a una maceta intermedia si las plantas            están grandes. Así se pueden mantener más tiempo en el invernadero para no exponerlas a las bajas temperaturas.  Esto            se puede hacer con otro tipo de cultivo que sea susceptible al frío.

Los cultivos en semilleros se llevan a cabo sin ningún problema en un invernadero calefactado. Ya para el mes de marzo, se puede hacer el trasplante y la cosecha se logra antes.  Esto nos permite volver a sembrar en abril y la temporada de verano de alargará y así se podrá disfrutar más tiempo de los cultivos de berenjena, calabacín, tomate y pimiento.

🌿 Mantenimiento de los frutales en Febrero

Los árboles frutales adornan nuestros huertos cuando están en pleno proceso de floración, nos ofrecen el placer de consumir su fruto bien sea carnoso o seco para complementar la nutrición del organismo.  Cuando hemos plantado este tipo de árboles, debemos volcar nuestra atención a su cuidado.

Ya para el mes de febrero los árboles frutales, requieren de:

  • Si queremos frutos sanos y sabrosos, debemos tener una programación para fertilizar con abono orgánico como: estiércol bien curado o compost. Aunque se fertiliza al momento del plantado, este proceso debe hacerse durante la vida del árbol ya que la tierra común no es suficiente para su nutrición.
  • Es recomendable agregar el mulching de manera que se mantenga húmedo el suelo.
  • Desarrollar una práctica segura para evitar la invasión de plagas que les originen enfermedades ya que los árboles frutales son propensos a estos ataques.
  • Podar aquellos árboles grandes, generalmente se hace en otoño, verano o finales del invierno. Nunca a finales de otoño o principios de invierno.

La naturaleza ya está haciendo su llamado para cultivar, para que a través de la actividad de las aves e insectos, podamos observar el milagro de la vida cuando se reciban los primeros productos de estación.