Saltar al contenido
Huertos urbanos

Cómo cultivar tomates. Consejos para plantar tomates en casa

El tomate es uno de los cultivos que todos queremos tener en nuestro huerto, ya que es una de las hortalizas preferidas de todo el mundo y el sabor del tomate de huerto no tiene nada que ver con los tomates que compras en supermercado. En este artículo aprenderás todo acerca de como cultivar tomates, desde escoger la variedad adecuada para tu huerto, realizar los cuidados necesarios, trasplantarlo y determinar sus plagas. 

Los tomates son quizás los cultivos del huerto mas populares. Solo debemos advertirte lo siguiente: cultivarlo siempre es un reto, por lo que debes tener paciencia y seguir cada una de las instrucciones que te especificaremos a lo largo del texto. ¡Sigue leyendo y pronto tendrás tomates en tu huerto!

Escoge la variedad de tomate adecuada

Antes de cultivar tus tomates, debes pensar en la variedad que piensas usar. Este paso es crucial, ya que de ello dependerá el éxito de tu cultivo. Ciertamente, la elección está sujeta a tus gustos, pero hay varios factores que podrían influir para que una variedad de tomate no prospere en tu huerto. 

¿Tomates determinados o indeterminados?

Debes saber que, a la hora de plantar tomates, existen dos grandes variedades: determinados e indeterminados. Es bueno que sepas a cual de estos bandos pertenece tu semilla de tomate, ya que tales variantes  tienen comportamientos distintos.

  • Tomates determinados: la planta de estos suele ser más compacta y con forma de arbusto. La cosecha aparece de una sola vez. Crece de forma limitada. Y no necesitarás podarla.Por todo ello, esta variedad es perfecta para cultivar en maceta. Los tomates río grande, roma y cherry gold nugget forman parte de este grupo
  • Tomates indeterminados: En cambio, las plantas de este tipo crecen de forma ilimitada y deberás retirarle chupones con regularidad. Suelen producir tomates de forma escalonada durante toda la temporada y necesitar de poda. 

Elige variedades de tomate que sean resistentes a las plagas

Usualmente, las variedades  más resistentes, se determinan de acuerdo a la zona en la que se ubican. Con ello queremos decir lo siguiente: debes escoger aquellas variedades de tomate que lleven tiempo en tu región, pues estos ya se han adaptado al clima y posibles plagas de la región. 

Cultivo de tomates, ¿como hacerlo correctamente?

Cómo sembrar Tomates

La clave para sembrar tomates es muy sencilla, pues solo se basa en un principio único: hacerlo cuando corresponde. Para que escojas el momento justo, solo deberás tener en cuenta las siguientes consideraciones: 

  • Si te encuentras en el hemisferio norte, puedes empezar a sembrar en enero en semillero.
  • En cambio, si debes sembrar en la época de invierno, deberás hacerlo en el interior de la casa o invernadero. Sin embargo, es recomendable que adquieras un semillero calefactado , pues mantendrá la temperatura de germinación en todo momento.
  • Durante el mes de marzo podrás hacer la siembra en un semillero desprotegido (depende de tu clima)

Después de todo ello, solo deberás esperar a que las semillas germinen. Este proceso suele llevar unos 7-10 días. 

El transplante de tomates, ¿qué tener en cuenta?

Este proceso suele llevarse a cabo después de los dos meses de siembra, ya que los tomates han desarrollado sus 4 hojas verdaderas. Cuando vayas a hacer el trasplante de tu cultivo, debes tener en cuenta los siguientes aspectos: 

  • Tu planta necesitará de compost: Cuando hagas el trasplante, tu planta requerirá de más nutrientes. Para ello, deberás cubrir todo el suelo con compost.
  • La temperatura: Como el cultivo todavía es muy delicado, una temperatura baja podría afectarlo. Para evitar estos problemas, prepara mini invernaderos.
  • Cubre el tallo: Para que las raíces de las plantas se desarrollen por completo, deberás enterrarlas hasta las primeras hojas. Haz esto y las raíces de tu planta crecerán rápidamente.
  • Mantén una distancia prudencial entre cultivos: Procura que tus plantas mantengan una distancia de 40-50 cm.
  • Añade suficiente sustrato: Todo dependerá de la variedad de tomate, pero te aconsejamos añadir alrededor de 16 y 20 litros de sustrato.
  • Proporciónale soporte a tu planta: Este paso es importante que lo lleves a cabo en cuanto antes, pues garantiza una buena ventilación entre hojas y frutos. Recuerda que el tomate es una planta que, al tener mucho peso, puede doblarse con facilidad. 

plantar tomates

Cómo cultivar tomates: Recomendaciones y consejos

 

Este cultivo puede llegar a ser algo delicado, por lo que esta sección es crucial para que tu planta sea saludable y te ofrezca muchos frutos. A continuación, verás los puntos que debes atender: 

  • Riego y luz: Trata de hacer un riego profundo. Es decir: que el agua llegue hasta el fondo del suelo y espaciado. En cuanto a la iluminación, esta planta requiere de unas 6 horas de luz solar. Aunque si quieres que alcance un rápido crecimiento, déjala unas 8-10 horas al sol.
  • Los nutrientes: Esta planta requiere de un elevado número de nutrientes, por lo que te sugerimos proporcionarle materia orgánica de forma constante. Cuando llegue a la etapa de la floración, espárcele un fertilizante rico en calcio y fósforo. Lo mejor es que utilices el compost de tu compostadora.
  • La poda: Si el tomate que sembraste es una variedad indeterminada, deberás retirarle los chupones (una serie de ramas que crecen entre el tallo y la rama secundaria del tomate) cada cierto tiempo. Te recomendamos cortar dichas ramas bajo un ángulo de 45º. Hacer esto es importante, ya que evitarás que el tallo principal de tu planta pierda energía. 

Plagas y enfermedades de los tomates

Si es tu primera vez cultivando tomate, notarás que este es presa fácil de plagas y enfermedades. Pero no te preocupes, todo ello puede solucionarse, solo debes aprender a identificarlas a tiempo. 

Las plagas más frecuentes del tomate son las siguientes:

  • Pulgón: Se alimenta de la savia y causa deformidades en frutos, tallos y hojas. Para eliminarlo, deberás aplicar jabón potásico, aceite de neem o insecticidas vegetales.
  • Araña roja: Lograrás identificarla porque se manifiesta en forma de manchas de color rojo, amarillo y gris en las hojas. También destaca por hacer que estas caigan de forma rápida. Puedes quitar esta plaga de tu planta aplicando jabón potásico y decocción de cola de caballo sobre las hojas.
  • Orugas del tomate: Es la plaga más fácil de identificar, pues se trata de orugas que se alimentan de las hojas y los frutos. Para eliminarlas por completo, deberás aplicar bacillus o recogerlas de forma manual. 

Y su enfermedad más común es la siguiente: 

  • Mildiu: Se trata de un hongo que aparece en forma de mancha irregular y con aspecto aceitoso spbre las hojas. Para terminar con este, deberás aplicar fungicidas orgánicos, tales como la cola de caballo y el propóleo. 

Esperamos que estos consejos te ayuden a cultivar tomates. Es un cultivo que es un reto para principiantes pero que bien merece la pena. Con el tiempo y la práctica irás aprendiendo y te convertirás en un experto del cultivo del tomate.