Saltar al contenido

Cómo hacer Humus de Lombriz. El mejor abono orgánico

Cómo hacer humus de lombriz

El humus de lombriz es uno de los fertilizantes naturales más beneficiosos que existen para favorecer a tus plantas, así que si deseas aprender cómo hacerlo te invitamos a que sigas leyendo, ya que lo explicaremos paso a paso. ¡Te sorprenderá lo fácil y económico que resulta hacerlo!

¿Qué es el Humus de Lombriz?

El humus de lombriz también llamado lombricompost o vermicompost es un abono orgánico y ecológico de gran calidad, que se obtiene con los excrementos de las lombrices, las más utilizadas son las lombrices rojas de California, que son las que encargan de transformar el compostaje procedente del estiércol natural fermentado.

Este humus tiene una textura fina, húmeda, que beneficia la aireación de la tierra, además posee una gran capacidad para retener el agua. Este abono natural está cargado de nutrientes que son asimilados por las plantas fácilmente, ya que tiene flora microbiana como nitrógeno, fósforo, potasio, entre otros. De igual forma el humus de lombriz está lleno de microorganismos que protegen las plantas contra las bacterias y hongos.

Cómo hacer humus de lombriz paso a paso

Hacer humus de lombriz es realmente muy sencillo de realizar y a largo plazo es muy económico, pero en un principio requiere una inversión, ya que se necesita adquirir las lombrices, lo mejor es que sean las legítimas, es decir las rojas californianas, debido a que se ha comprobado que ellas tienen una alta capacidad para devorar materia orgánica y así producir el humus con rapidez, y también por su gran velocidad de reproducción.

El otro elemento indispensable es el recipiente para preparar el humus, hay muchas maneras de preparar una vermicompostera de forma económica y práctica como usar unas cajas de poliestireno o porexpan, que son muy fáciles de conseguir. Así que debemos conseguir dos cajas de tamaño similar con tapa.

Paso a paso

  1. Se debe hacer agujeros en la tapa y en el fondo de la bandeja o caja superior, para dar ventilación y transpiración.
  2. Posteriormente, en la caja inferior se debe preparar un desagüe para así aprovechar el componente líquido del humus. En uno de sus extremos inferiores, hacer un orificio del tamaño del cuello de una botella de plástico, y se debe encajar luego el propio cuello recortado de tal manera que quede lo más ajustado que se pueda. Se puede sellar después los bordes con silicona para que no pierda material.
  3. Una vez culminado el paso anterior, se puede aprovechar el fondo de esa misma botella para clavarlo en el centro de la bandeja inferior, la cual tendrá como función formar una especie de isla para las lombrices que caigan abajo.
  4.  Luego de hacer la compostera, y haberla ubicado en un lugar donde de la sombra con buena ventilación, se prepara una capa de sustrato en la bandeja de arriba, en la que se coloca las lombrices junto con deshechos vegetales.
  5. A partir de este paso solo se tiene que arrojar a la lombricompostera los residuos vegetales, lo mejor es que se los coloque triturados o cortados, las lombrices harán el humus en unas semanas.
  6. De tal manera que los residuos vegetales y la turba estarán en la bandeja superior y en la de abajo caerá el humus, y se podrá separar el componente líquido debido a que se colocó el desagüe en el fondo. Esta forma es excelente, ya que nos permite elaborar el humus, tanto sólido como el líquido al mismo tiempo.

Cómo hacer humus de lombriz: abono orgánico (video explicativo)

En este fantástico video podrás ver lo fácil que es realizar tu propio humus de lombriz:

Ventajas que aporta el humus de lombriz

Utilizar humus de lombriz en los cultivos nos trae grandes ventajas para el buen desarrollo de nuestras plantaciones. Estas son algunas de las principales ventajas:

  • Incremento de la producción del cultivo, así como el tamaño de sus frutos
  • Aumento de la capacidad de germinación de las semillas
  • Mejor manejo del suelo y reducción de la erosión
  • Enriquecimiento del terreno con sustancias orgánicas y minerales
  • Aumento de la flora microbiana
  • Está libre de químicos
  • Prevención de la aparición de plagas y hongos
  • Conserva y aumenta el contenido orgánico en los suelos
  • Desintoxica los suelos contaminados con productos químicos
  • El suelo con humus de lombriz se airea mucho mejor, por lo que se retiene el agua
  • Sin duda una de los grandes beneficios que trae el humus es que los desperdicios orgánicos se les da un buen uso, muchos veces éstos terminaban en la basura, contaminando el medio ambiente, al usarlo para humus se aprovechan al máximo

¿Qué tipos de humus de lombriz hay?

Existen dos tipos de humus, el viejo y el joven. A continuación hablaremos sobre cada uno.

Humus viejo

En esta clase de humus transcurre un lapso de tiempo largo, por lo que el humus se encuentra bastante descompuesto, tiene un color entre morado y rojizo, además el humus viejo posee ácidos húmicos y huminas que son moléculas de gran peso molecular que entre sus características está el resaltar la nutrición vegetal.

Este humus viejo incide físicamente en los suelos, impide que los suelos erosionen y retiene bastante el agua, por tal motivo es empleado como almacenamiento de sustancias nutritivas.

Humus joven

Este tipo de humus está recién formado, posee un bajo nivel de polimerización y está compuesto por ácidos húmicos y fúlvicos. Este tipo de humus es rico en microorganismos benéficos, así como de elementos nutricionales, por lo que ha tenido mucha aceptación por las personas.

Cómo usar el humus de lombriz en los cultivos

Usar el humus de lombriz en nuestro cultivo es realmente muy fácil, solo se debe mezclar el humus sólido con el sustrato antes de plantar, si se desea aplicar como fertilizante a una planta que ya está sembrada, solo se debe aplicar una capa final sobre la tierra y en sus alrededores. Para el Humus sólido en huertas, la dosificación es de al menos 2 kg/m2.

En el caso del humus líquido debe aplicarse con el riego común mezclado con el agua, se debe seguir las cantidades recomendadas de fertilización de acuerdo al tipo de planta que se esté reforzando. El humus líquido se aplica de 20 a 30 L/Ha, sin embargo depende del cultivo a tratar con 2 a 4 aplicaciones es suficiente durante una temporada.

Aunque puedes comprar humus de lombriz ya fabricado, puedes intentar hacerlo por tu propia cuenta, como pudiste leer es bastante sencillo solo se deben seguir los pasos, realmente vale mucho la pena, ya que los beneficios que traerá a tus cultivos serán sorprendentes.

También te recomendamos leer: