Saltar al contenido

Poda de frutales: Consejos para podar frutales correctamente

La poda de frutales: Consejos para podar frutales de forma correcta

Podar árboles frutales es más complicado de lo que parece, ya que con esta actividad se buscan dos objetivos: aumentar la fructificación y establecer un equilibrio entre las hojas y frutos. En este artículo te vamos a explicar todo lo que tienes que tener en cuenta en la poda de frutales.

Además, al podar este tipo de árboles no solo estás modificando su aspecto, sino el curso de la savia que les ayudará a producir sus frutos. 

Como puedes ver, podar un árbol frutal requiere de una gran responsabilidad, pues de ello depende la calidad de sus frutos. Y si lo haces mal, el futuro de estos no será muy prometedor. Por tanto, te invitamos a que sigas leyendo este artículo. Aquí aprenderás todo lo que necesitas saber para podar frutales de forma correcta. 

¿Qué debes saber antes de podar un árbol frutal?

Son muchos los factores que debes de tener en cuenta antes de podar un frutal, como por ejemplo cual es la mejor época para realizar dicha poda o con que herramientas son con la que deberás podar el frutal. Todo esto te lo contamos a continuación:

Poda de frutales, ¿en qué época se realiza la poda?

Antes de hablarte sobre las mejores épocas para podar frutales, creemos necesario aclararte una cosa: el otoño no es una estación recomendable para hacer este tipo de actividad. Y esto es así por lo siguiente: después de hacer la poda, las heridas de tu árbol no se cicatrizarán sino hasta la primavera. Hecho que pondrá en peligro la salud de tu árbol, pues estará mucho más expuesto a contraer enfermedades. 

Ya dicho esto, debemos aclarar otro punto: la mejor época de poda para frutales varía de acuerdo a la especie y tipo de árbol. Sin embargo, tal diversidad parte de estos dos procesos  clave: 

  • Poda de Formación: Es bueno podarlos cuando están a punto de aparecer sus primeras hojas.
  • Poda de Fructificación: También es prudente podarlos después de haber recogido sus frutos.

En nuestro calendario del huerto te explicamos mes a mes las tareas que tienes que ir realizando en tus árboles frutales.

Poda de arboles frutales en invierno

Podarlos en estos procesos impedirá que tu árbol se infecte o adquiera hongos. Ahora que ya sabes esto, es importante que te grabes los meses en los que tales ciclos suelen ocurrir: 

  • Los árboles pasan por su fase de formación durante el invierno, específicamente en estos meses: diciembre, enero y febrero. Dicho proceso también se extenderá durante el verano: julio y agosto. 
  • En cambio, la época de fructificación sucede cuando los árboles comienzan a producir una gran cantidad de yemas florales (la época depende de cada especie).

Pero recuerda que la mejor época para podar un árbol frutal variará de acuerdo a la temporada de fructificación y formación de cada uno. Antes de ir a podar tu frutal, investiga un poco y comienza a podarlo cuando sea su época de fructificación o formación. 

Herramientas adecuadas para la poda de frutales

Cuando vayas a podar tu árbol, debes asegurarte de que tus utensilios se encuentren muy bien afilados. Ello hará que tus cortes sean precisos y limpios. Recuerda que mientras más atinado sea tu corte, habrá menos posibilidad de hallar líquido en las heridas del árbol. Y por ello, tu frutal jamás contraerá hongos u otras infecciones. 

Para que tengas éxito podando un frutal, deberás escoger las herramientas en función de lo que deseas lograr con tu frutal. Así, para cortar ramas altas, podrías optar por una tijera de pértiga. 

En cambio, si debes cortar una rama muy gruesa, te aconsejamos utilizar la tijera de dos manos con palanca. Pero si solo tendrás que cortar ramas finas, una tijera de una mano estará bien para ti. 

Podar frutales citricos

Consejos para podar frutales como un profesional

Ahora que ya sabes la época del año perfecta para cortar tu frutal, te daremos consejos que podrás emplear para podarlo con facilidad. Estos son los puntos que debes tener siempre presente: 

  • A la hora de podar, siempre busca mantener un equilibrio entre frutos y hojas.
  • Si tu árbol es de tallo, sus ramajes deben mantenerse extendidos para que obtenga frutos. Por tanto, durante sus primeros años, deberás podarlo con moderación.
  • Siempre escoge las ramas fuertes y difíciles para ofrecer frutos. Después de ello, poda por encima del brote siempre con dirección hacia el exterior. De ese modo, estas ramas se dividirán y favorecerán a las débiles.
  • Durante los 2 o 3 primeros años del árbol, procura cortarlo de forma moderada.El objetivo de esos años es ayudar a su formación. Ya pasado ese tiempo, solo deberás podarlo cada 5 o 10 años.
  • Nunca olvides que en una poda de formación, lo importante es eliminar algunas ramas para reducir el vigor del árbol y conseguir que crezcan otras nuevas. Al cortar, siempre procura conservar las yemas de floración de las ramas antiguas.

Si tienes un árbol repleto de frutas, tendrás que podarlo a mayor profundidad para devolverle la vegetación. El equilibrio es importante.

En cambio, si tu árbol se encuentra en un jardín pequeño, te recomendamos podarlo de acuerdo a una técnica llamada: formación de vaso. Cuando la apliques, tu árbol obtendrá una forma acampanada que resultará muy atractiva a nivel visual. Para lograr esa forma, solo tendrás que hacer lo siguiente:

  • En el primer año del árbol, deberás recortar el retoño unos 30 cm. Eso ayudará a que se produzca la ramificación. 
  • Cuando aparezcan los primeros brotes, átalos de manera oblicua para guiar su crecimiento. 
  • Años después, las ramas deberán ser del mismo vigor y luego deberás levantarlas para podar por encima del brote. 

Esperamos que este artículo para podar frutales te haya sido de ayuda. Recuerda que la salud de tu árbol es importante, usa las herramientas adecuadas y empieza a podarlo en la época más conveniente.