Saltar al contenido

¿Que plantar en un huerto urbano? Los cultivos mas sencillos

¿Que plantar en un huerto urbano?

¿Quieres saber que vegetales y hortalizas puedes cultivar en tu huerto urbano? Pues en este artículo vamos a hablar de ello, aunque ya os adelanto que solamente vamos a mencionar las especies mas sencillas de cultivar.

Tener frutas y vegetales recién cosechadas cuando se vive en una ciudad sin tener que ir a un huerto en el campo es algo que muchos se preguntan si es posible, y de hecho, sí lo es. Está la opción de realizar tu propio huerto urbano que puede ser privado o comunitario. Muchos habitantes de una ciudad no pueden ir hasta el campo para buscar frutas y vegetales frescos y adquirirlas en los mercados puede ser muy costoso. Por ello esta es una opción recomendada para habitantes de barrios, vecindarios o urbanizaciones. Un huerto urbano da la posibilidad de plantar cualquier tipo de frutas, vegetales o hierbas aromáticas.

¿Qué se puede cultivar en un huerto urbano?

Un huerto urbano ofrece miles de posibilidades para plantar todo tipo de hortalizas y hierbas aromáticas para beneficiar a la comunidad o para ti mismo. Dependiendo de la zona y la temporada, se pueden plantar los frutos necesarios para abastecer a la comunidad.

  • Ajo: El ajo crece muy bien en los climas fríos sembrado en tierra directa. Para plantarlo se debe colocar el diente de ajo a la profundidad suficiente para que la tierra lo cubra. Conviene plantarlo en grandes cantidades para poder usarlo durante todo el año.
  • Guisantes: Es preferible sembrarlas en otoño y evitar las heladas. La cosecha se realiza entre mayo y junio.
  • Acelga: Se pueden sembrar durante todo el año, siempre y cuando se tenga cuidado en las temperaturas muy altas o muy bajas. Es conveniente sembrar grandes cantidades para tener hojas frescas en menos de dos meses. Las raíces crecen mucho, por lo que conviene mezclarla con lechuga, col, cebolla y ajo.
  • Zanahoria: Se puede sembrar todo el año, preferiblemente a finales de invierno y a finales de verano. Se deben evitar las que estén congeladas.
  • Rábano: Al igual que las zanahorias, se puede plantar durante todo el año evitando las heladas. En la época de inviertno los tubérculos son más grandes y menos picantes, pero si se desean más picantes es mejor plantarlos en verano. Además el ciclo de cosecha es más corto.
  • Lechuga: Se siembra fácilmente todo el año, pero en verano posee un espigado prematuro. Es importante dejar las raíces y aprovechar solo las hojas para que vuelvan a crecer. Se puede asociar con otros cultivos más largos como cebolla o tomate para aprovechar el espacio.
  • Apio: Se adapta perfectamente bien al clima frío de invierno, pero florece de manera prematura. Su germinación es lenta y es importante regarlo constantemente.
  • Col: Se cultiva mejor en primavera y otoño, bajo ninguna circunstancia se debe sembrar en verano.
  • Coliflor: Al igual que la col, es mejor trasplantarlo para primavera u otoño y evitar hacerlo en verano. El ciclo de cosecha es de 3 meses.
  • Brócoli: Como todas las plantas crucíferas, no es recomendable trasplantarla en meses muy calurosos. Es mejor hacerlo en primavera y otoño o a finales de invierno. Es recomendable plantarlos escalonados para que no estén tan amontonados.
  • Cebolla: Es uno de los cultivos más sencillos e infaltables en todos los huertos. Es recomendable comenzar haciendo el semillero a finales de otoño y comenzar a plantarlo a finales de invierno.

Huertos urbanos caseros: que cultivar

Planificación de tu huerto urbano

Un huerto urbano es un proceso que requiere planificación, un acuerdo entre los vecinos en caso de que se quiera realizar un huerto comunitario y una pequeña inversión. Antes, durante y después de empezar, se deben seguir algunas recomendaciones.

  1. Pensar muy bien qué se quiere cultivar, tomando en cuenta el espacio, el clima o si es una zona de catástrofes naturales como huracanes o terremotos.
  2. Las lombrices juegan un papel muy importante en la transformación de los compuestos orgánicos en abono. Si se vive en una zona poco espaciosa o en un edificio, se puede optar por un compuesto de lombrices.
  3. No todas las plantas se pueden sembrar a la misma temperatura. Por eso en muy importante informarse sobre qué temporada es la más idónea para plantar cada fruto que queramos obtener. De esta manera no habremos perdido todo el trabajo invertido.

Aspectos a tener en cuenta para que tus cultivos sean un éxito

Realizar un huerto urbano es muy fácil y no requiere de una gran inversión de dinero ni de herramientas costosas. Se puede reunir a varias personas de la comunidad y que cada uno aporte su granito de arena para que el proyecto sea un éxito. Uno puede conseguir semillas; otro, la tierra; otro, el abono y otro, las herramientas.

Se puede elegir un terreno amplio como un patio y dividirlo en secciones para plantar cada tipo de fruto. También se puede realizar en una terraza o un balcón si se va a plantar algo pequeño como hierbas o chiles.

Es importante contar un equipo de jardinería sencillo para el mantenimiento del huerto que contenga pala, tijeras y regadera.

Conviene realizar el huerto urbano en un lugar donde reciba aire y la luz del sol y donde esté seguro de aves rastreras.

Otra cosa muy importante es el abono. Este es el alimento de las plantas. Se puede comprar un fertilizante en una tienda de jardinería o bien (a ser posible ecológico), si no se cuenta con los recursos, se puede usar un fertilizante natural hecho a base de basura orgánica como cáscaras de frutas.

El riego también es otro factor clave para el buen crecimiento de las plantas. Es importante regarlas diariamente, pero si se vive en un ambiente lluvioso, no conviene abusar del riego.