Saltar al contenido

Ventajas del riego por goteo y cómo instalar un riego por goteo

Beneficios y ventajas del riego por goteo

El riego por goteo es uno de los sistemas de riego mas habituales de la actualidad. Es ideal para todo tipo de terrenos y aporta gran cantidad de ventajas a las plantas (sea en el jardín o en el huerto)

Al estar compuesto por tuberías cuyos transmisores de agua son goteros, este sistema de riego solo soltará una gota de agua en las raíces de las plantas. Esto aporta dos beneficios al instante: evitar el desperdicio de agua y lograr que las plantas absorban más nutrientes

En este artículo queremos explicarte en detalle todas las ventajas que te ofrece el riego por goteolos pasos necesarios para instalarlo por tu cuenta, ya verás como es mucho mas sencillo de instalar de lo que crees.

¿Qué es el riego por goteo?

El riego por goteo, también conocido como riego gota a gota, es un sistema ideado para aplicar pequeñas cantidades de agua cerca de las raíces de las plantas. Este sistema es perfecto para todo tipo de cultivos, ya que permite economizar lo más posible el uso del agua. Es uno de los métodos que recomendamos en nuestra guía de riego en el huerto.

Este ahorro puede hacerse gracias a la estructura del sistema de riego. El cual, al estar constituido por tuberías cuyos emisores de agua son goteros, solo arrojará una pequeña porción de agua a las plantas. 

De este modo, como el ya mencionado sistema no genera charcos, la planta puede aprovechar mejor la absorción de nutrientes y minerales. Esto genera un mejor crecimiento de las plantas. 

¿Existen varios tipos de riego por goteo?

Antes de decidirte por incorporar un sistema de riego por goteo en tu huerto o jardín, es bueno que antes conozcas los tipos que existen. De ese modo, podrás escoger el mejor para ti. 

Goteros clásicos

Estos suelen ser muy económicos y perfectos para terrenos pequeños o medianos. Suelen tener una capacidad de 2 a 4 litros por hora. Son los ideales para la mayoría de los huertos y jardines. Estos goteros clásicos son los que vienen por defecto en los tubos de riego por goteo (los que incluyen goteo, ya que hay otros modelos que solo viene el tubo y tendrás que perforarlos para poner el gotero que desees).

Goteros autocompensados:

Logran sobrellevar las diferencias de presión. Son ideales para terrenos de 60 m2 en adelante y presentan una capacidad de 2 a 6 litros por hora. 

Microdifusores

Los microdifusores son ideales para regar zonas de hasta 5 m2. El mismo destaca por esparcir una lluvia fina  en un rango de 90 y 360 grados. Aportan un caudal mucho mayor que los goteros convencionales. Están pensados para plantas que necesitan un aporte de agua alto.

Microaspersores

Los microaspersores giran unos 360 grados para el riego. Son una buena opción para macizos de hasta 5 m2. Tienen una capacidad de caudal bastante alta.

Nebulizadores

Si quieres un sistema de riego más refinado, puedes optar por esta opción, ya que destaca por esparcir el agua a modo de niebla fina. Ten en cuenta que dicho dispositivo es recomendable para invernaderos y terrenos medianos. Por otro lado, el mismo es capaz de tener un caudal de alrededor de 12/ 14 litros de agua por hora.

Ventajas del riego por goteo

Ventajas del riego por goteo

El riego por goteo es uno de los sistemas mas habituales debido a que ofrece muchas ventajas, tanto a las plantas como a los usuarios. A continuación te vamos a explicar estas ventajas:

  • El agua se aplica de modo constante y cerca del lugar que realmente importa: las raíces. Gracias a ello, el crecimiento de las plantas y vegetales se incrementa. Incluso es beneficioso para las hortícolas, las cuales  suelen requerir de un suelo más húmedo, pues de ese modo no sufren de estrés hídrico. Este tipo de riego, al requerir menos agua, evita que se formen pozos en el suelo. Y como el riego es más constante, hace que las zonas de las raíces siempre se encuentren húmedas.
  • Ahorro de agua: El riego por goteo, al contrario del riego por surcos, ayuda a ahorrar el agua. Se reducen las pérdidas por evaporación y desagüe. Gracias a ello, el agua que se encuentra en la superficie del suelo no se desperdicia.
  • Es un sistema automático: Como se trata de un sistema automático, regar tu huerto será mucho más fácil y menos laborioso para ti. Hasta puedes instalar un programador de riego al principio del grifo, hecho que te liberará de la responsabilidad de estar presente para que pueda iniciarse el riego. Todo esto hará que no pierdas tiempo y ayudará a mantener a tus plantas en perfecto estado.
  • Mejora la calidad del suelo: Con el riego por goteo se evita la erosión. También evitamos la pérdida de nutrientes por lavado o infiltración profunda.
  • Ayuda a que crezcan menos malas hierbas: El agua, al emplearse cerca de las raíces de las plantas, evita que la misma humedezca  los alrededores de tus hortalizas. Lo cual impedirá que crezcan malas hierbas alrededor de tu cultivo.
  • Es muy versátil. Puedes instalarlo en cualquier tipo de terreno sin problema. Además, podrás usarlo para regar tanto el huerto como las plantas del jardín. Para ello, solo deberás ajustar los goteros, la frecuencia de riego y cantidad de agua.
  • Podrás aplicar fertilizante en el riego: También te ayudará a sacarle provecho a tus tareas en el huerto, ya que podrás aplicar fertilizantes líquidos en el agua que uses para el riego.
  • El riego por goteo impedirá la aparición de hongos en tus plantas o frutos. Ello es así porque el agua, como es aplicada cerca de las raíces, no humedece el tallo u hojas de las plantas. Acción que impide la aparición de hongos. 

¿Cómo funciona el sistema de riego por goteo?

Ya te hemos dado la definición del riego por goteo y compartido las ventajas que trae el uso del mismo. Sin embargo, para que todas tus dudas se aclaren, ahora te hablaremos del funcionamiento de dicho sistema de riego. De ese modo, tendrás una visión más completa. 

El funcionamiento del riego por goteo es el siguiente. El agua comienza a llenar los tubos del riego por goteo, ya sea porque abrimos el grifo o porque se activa la electro válvula correspondiente. La presión del agua sobre los tubos hace que salga el agua a través de los goteros instalados. ¡Así de sencillo!

Tuberias para riego por goteo, cual utilizar

¿Qué tubería escoger para tu sistema de riego por goteo?

La tubería destaca por ser uno de los elementos más importantes a la hora de establecer el sistema de riego por goteo. La mayoría de las tuberías son flexibles y resistentes, por lo que no debes preocuparte por este asunto. Sin embargo, es importante que escojas una cuyo interior sea de color negro, pues ello evitará el crecimiento de algas. 

Estos son los tipos de tuberías que existen para dicho sistema de riego. Selecciona aquella que se adapte al terreno que posees. Recuerda que ello es vital para que todo funcione de forma correcta:

Tuberías de 12 y 18 mm

Son los tubos principales de los sistemas de riego para el huerto y plantas de jardín. En este tipo de dispositivo, los goteros deben instalarse abriendo un agujero en la misma mediante un punzón y haciendo presión. 

Microtubos de 4 a 6 mm

Son ideales para regar las macetas y para los pequeños huertos en la terraza. Los emisores y demás piezas se instalan de este modo: debes proceder a cortar el microtubo y luego encajar la pieza que desees en el extremo del mismo. 

¿Cómo instalar un riego por goteo?

A continuación vamos a explicarte como puedes instalar un sistema de riego por goteo, ya sea para tu jardín o para el huerto. Es mas sencillo de lo que parece, solo tienes que seguir los pasos que te comentaremos a continuación. 

  • Antes de ponerte manos a la obra, primero deberás trazar un mapa de tu huerto o jardín. Realizar eso te ayudará a saber cuántos metros de tubería necesitas. Además de ello, también podrás conocer el número de codos u otros elementos que requerirás. 
  • Ahora debes ubicar el programador de riego, reductor de presión y el filtro. No te preocupes por el tamaño de los mismos, pues las roscas de estos vienen con una medida standard: ¾ de pulgada. 
  • Coloca el programador sobre el grifo, y luego de este, el filtro.
  • Después debes enroscar el reductor de presión sobre el filtro. Presta atención a que la flecha coincida con el flujo de agua. 
  • Ajusta el conector de rosca hembra , de modo que permita insertar la tubería principal. 
  • Ahora solo debes conectar la tubería principal y repartir los codos y cruces que sean necesarios
  • Si tu tubería no dispone de goteros, puedes agujerearla para así instalarle los goteros que necesitas
  • Debes introducir los goteros a presión y los mismos deben quedar muy fijos. 
  • Por último, tendrás que poner los tapones al final de las líneas y agujeros que no vas a usar

Video explicativo para instalar un riego por goteo