Saltar al contenido

Cómo hacer compost en casa. La Guía completa de Compostaje en Huerto

compost casero

El compost es un abono cargado de nutrientes que nos sirve para abonar las plantas que tengamos cultivadas en nuestro huerto o jardín y es una alternativa mucho más amigable y respetuosa con el medio ambiente que los fertilizantes químicos. Si deseas aprender cómo hacer compost en casa te conviene seguir leyendo.

¿Sabías que muchos de los desechos que tiramos a la basura como restos de comida, frutas, verduras, hojas, café y cáscaras de huevo son materia orgánica y ellos se pueden reutilizar como materia prima para fabricar compost?

Resultado de imagen para compost casero
Hacer compost casero es una gran idea que contribuye tanto al medioambiente como a la salud de nuestras plantas

Debes saber que puedes hacer compost de forma casera fácilmente y a un bajo coste. Además de esa manera aprovecharemos los residuos orgánicos que tenemos en casa. Así que si te interesa hacer compost casero y no sabes cómo, en esta oportunidad te daremos las claves más importantes para lograr hacer este abono natural y los pasos que debes seguir en el proceso. ¡Así que presta atención!

Qué necesitamos para hacer compost en casa

Primeramente para hacer compost debemos tener los siguientes elementos:

Compostador prefabricado en donde se van a apilar los restos orgánicos, éste puede ser de plástico o de madera, en el mercado los hay de diferentes tamaños, formas, con y sin puerta.
En este artículo puedes ver los mejores compostadores para huerto de la actualidad.

Aireador que no es más que una vara metálica con un extremo en forma de espiral que sirve para airear y mezclar el abono.

Tijeras de podar que sirve para cortar las ramas que se van a introducir como material estructurante.

Criba que se usa para separar las partes más finas de las más gruesas.

Pala para extraer el compost.

Residuos útiles para hacer compost

Para obtener un buen compost debemos tener claro cuales son los residuos que sirven, como los restos de fruta, verduras, flores, cáscaras de huevo, restos de poda, papel de cocina, servilletas, cenizas, serrín de madera, aceite y vinagre, café, restos de infusiones, estiércol y paja.

Además debemos tener en cuenta que no debemos arrojar en el compostador restos de pescado, carne, huesos, estiércol de animales domésticos, revistas ilustradas, pañales, serrín de maderas tratadas y otros materiales no orgánicos.

Adicionalmente tenemos que dividir los desechos orgánicos en dos categorías; los materiales húmedos que son aquellos ricos en agua y nutrientes como el nitrógeno que incluyen los restos de frutas, verduras, césped fresco, entre otros.

Y los materiales secos que son los compuestos básicamente por carbono como ramas, hojas secas, cartón. Tener agrupados los residuos orgánicos nos ayudará a saber qué cantidad de cada uno debemos echar en el compostador. La fórmula perfecta es mantener la proporción de dos partes de materiales húmedos por una de materiales secos con la intención de garantizar una buena humedad.

Cómo hacer compost casero: paso a paso para realizar el compostaje

  • Paso 1. Primero elegiremos dónde vamos a acumular los restos orgánicos y si vamos a compostar en compostadores o si lo haremos en compostaje en montón. Lo mejor es que se haga en un recipiente, ya que da la posibilidad de cerrarlo (y así el proceso es mejor)
  • Paso 2. Se debe elegir el emplazamiento del recipiente, lo mejor es que se haga en una zona cálida y que esté cerca tanto del huerto como de la cocina, ya que transportaremos habitualmente restos desde estas zonas al compostador.
  • Paso 3. Ese primer llenado del compostador deberá llevar un lecho en el fondo formado por material leñoso como ramas gruesas para facilitar la circulación de aire de aproximadamente unos 30 centímetros.
  • Paso 4. Luego apilaremos los residuos orgánicos en varias capas, mezclados con compost viejo para asegurar que el contenedor se inocule con microorganismos y añadiendo una capa de estiércol para acelerar el proceso de descomposición.
  • Paso 5. Cuando se haya mezclado más de la mitad del recipiente habrá que remover bien y mezclar todos los materiales en descomposición.
  • Paso 6. Lo regaremos de vez en cuando, sobre todo si notamos que el compuesto está muy seco, y podremos mezclar el agua, de manera opcional, con un poco de purín de estiércol u ortiga.
  • Paso 7. Seguir llenando el compostador alternando capas, y seguiremos mezclando y aireando cuando lo necesite.
  • Paso 8. Transcurridos 4 ó 6 meses, las capas inferiores del compostador estarán fermentadas de forma correcta y podremos retirarlas para usar el compost en el huerto. Éste tendrá un color oscuro, olor agradable y textura suelta. Tras dejarlo reposar unos días, estará listo para abonar las plantas.

Sabremos que el compost casero está listo cuando su color sea marrón oscuro, el olor no sea fuerte y cuando no haya lombrices ni ningún material que no sepamos identificar.

Ventajas de utilizar compost casero

Hacer compost en casa es una gran idea, pero si aún no te decides compartiremos algunas de las más importante ventajas que representa:

  • Reduce de forma considerable el volumen y peso de los residuos que se llevan a los vertederos, porque un 40% de los residuos domésticos son de materia orgánica.
  • Disminuye el consumo de abonos químicos que queman las plantas y contaminan los pozos y acuíferos.
  • Produce un abono orgánico sin coste para el jardinero.
  • Una capa de 5 a 10 cm de compost conserva la humedad de la tierra y puede reducir el consumo de agua entre un 30% y un 70%.
  • El compostaje casero evita la recogida y transporte de toneladas de materia orgánica a la planta industrial.
  • No causa malos olores e incluso se puede compostar en las terrazas.
  • El compostaje no necesita energía para funcionar, ni tiene gastos de mantenimiento.
  • Resulta cómodo no tener que tirar los restos fuera de casa y no tener que comprar bolsas.
  • Evita que los restos de poda se desbordan los contenedores y ensucian las calles.

Si te interesa tener un suelo con buenos nutrientes para que tus plantas se desarrollen mucho más sanas y fuertes, y además desees aprovechar los restos orgánicos que se producen en nuestros hogares, te recomendamos hacer compost en casa, ya que es sencillo, solo debemos tener paciencia pues llevará un poco de tiempo obtener los resultados, pero bien que vale la pena.